Noticias

Embarazo post 40: riesgos y desafíos de la nueva maternidad

La consolidación profesional, un mayor control de su sexualidad y los nuevos estilos de vida, son algunos de los temas que los expertos explican como las razones por las cuales las mujeres han postergado su maternidad al rededor del mundo.

Ya es un hecho que las mujeres en Chile, y el mundo, serán madres pasado los 30 años. Cifras del Instituto Nacional de Estadísticas indican que nacen cada vez menos niños de madres en el apogeo de su edad fértil. Sin embargo, existe un aumento de un 10% en el nacimiento de hijos de mujeres mayores de 40 años.

Para el ginecólogo experto en medicina reproductiva y director médico del Centro de Estudios Reproductivos – CER, David Vantman, esta nueva realidad ha generado importantes desafíos y avances para la medicina, a la hora de preservar el potencial de la fertilidad. “Tener más de 40 años no es un impedimento para la gestación, pero es posible que las mujeres presenten dificultades para concebir de manera natural, ya que el número de óvulos se reduce y ocurre el proceso natural del envejecimiento. En este sentido, la ciencia ha logrado embarazos seguros y confiables en este ciclo etario, a través de tratamientos de reproducción asistida como inseminación intrauterina, fecundación in vitro, ovodonación, entre otros”.

A diferencia del hombre, cuya fertilidad dura casi la vida, investigaciones médicas indican que, desde los 37 años, la curva de fertilidad femenina disminuye considerablemente, mientras que su momento peak ronda entre los 21 a 30 años. A pesar que el reloj biológico femenino está listo para la maternidad, muchas mujeres aún no piensan o desean ser madres. Durante la última década, médicos especialistas en reproducción han cambiado este pronóstico gracias al arduo trabajo realizado para controlar el envejecimiento del óvulo y extender su vida útil, de acuerdo con la edad en que hoy las mujeres se están embarazando.

Expertos consignan que si bien, la maternidad en edad avanzada representa un desafío, también indican que las mujeres que son madres sobre los 40 años tienen hijos más preparados, con mejores resultados académicos y mejores habilidades socioemocionales y cognitivas. Esto debido a que ellas están más preparadas para la maternidad y cuentan con mayor estabilidad económica para criarlos.

En este sentido, estudios indican que más del 90% de los problemas de fertilidad pueden ser resueltos gracias al aporte de tratamientos de baja y/o mediana complejidad. Esto se debe a que los métodos son mucho más efectivos en el último tiempo. A esta buena noticia, se suma que el acceso a tratamientos de reproducción asistida ha aumentado, incluso se han incorporado a sistemas de salud como Fonasa, entidad que cuenta con un programa de apoyo de fertilidad asistida de baja complejidad.

“Actualmente, los tratamientos de infertilidad son mucho más intensos, que hace 10 o 20 años atrás, ya que los tiempos son más acotados y la búsqueda de un embarazo es más rápida que antes. Al mismo tiempo, estas herramientas son mucho más efectivas, confiables y cuentan con mayor acceso que antes”, explica David Vantman.

En la actualidad no sólo existen tratamientos para concretar embarazos, sino que también la ciencia ha buscado detener la edad del óvulo, como es el caso del tratamiento de preservación de la fertilidad a través de criopreservación. “Este método es el único que controla el riesgo de envejecimiento, a partir de la vitrificación (congelamiento) de los óvulos a edad temprana, para luego, usarlos en edad más avanzada, o cuando se quiera ser madre”, agrega el especialista de CER, entidad que cuenta con todos estos tratamientos.

Comentarios

Publicidad

Síguenos:

Publicidad