Viral

Intentaron drogar a joven con Burundanga en pleno centro de Santiago

Amigues, esto me acaba de pasar. Me pusieron la famosa Burundanga (o lo que seeeea!). Hoy a las 13:30 aprox. Estaba esperando el semáforo para cruzar la calle en San Martín con Huérfanos, pleno centro. Un hombre con sobrepeso, de 1.60 de altura más o menos que vestía un polerón gris se paró a mi lado derecho, muy cerca, lo miré molesta, se alejó y se puso por mi izquierda y me preguntó si había un fonasa por ahí cerca, por su acento era extranjero. Yo le respondí que no y empecé a avanzar para cruzar. INMEDIATAMENTE sentí adormecidas las piernas y (después de tantas noticias al respecto, andaba con la pera) asocié todo! Me di vuelta a mitad de calle y le pedí ayuda llorando a un caballero quien me miró, me corrió a un lado y siguió caminando, ya no sentía las manos tampoco y las piernas se me doblaban. Menos mal me topé con dos niñas que estaban ahí, les pedí ayuda y me tomaron del brazo. Ellas me llevaron a la fuente de soda que estaba al otro lado de la calle donde amorosamente me regalaron agüita con azúcar y después un tecito. Me saqué mi bufanda y estaba hedioonda! El olor se asemeja al gas lacrimógeno. Me dió una reacción alérgica, me imagino que porque son muy fuertes los químicos que ocupan, sin embargo, los efectos no fueron peores porque no entablé una conversación y no pude inhalar mayormente la sustancia. Don Ricardo Palominos, el dueño, llamó a carabineros pero se demoraron más de una hora en llegar. Llamé a mi papá, tuvo que salir de su trabajo y me acompañó a la comisaría que está a 3 cuadras!!! y carabineros me dijo que no podía hacer denuncia, ni constancia porque “no existe el intento de asalto”, tampoco existe un delito asociado a que te droguen en la calle, por ende na que hacer. Así funciona el sistema.

Como no hay nada que se pueda hacer legalmente, lo comparto en facebook para que POR FAVOR tengan cuidado, que sepan que estas hueás no son ajenas, ni es para generar pánico colectivo, o whatever. Lamentablemente ahora en nadie se puede confiar y es mejor quedar como un hueon apático, que después tener que lamentar que nos roben todo o que nos violen.

Le doy enormemente las gracias a las niñas que me ayudaron y me creyeron. Me salvaron!! Aylin y Luisa. Y a la gente de la fuente de soda que me acogió todo el rato, dejo ahí la foto de su local. Hacen unos sándwiches muy deliciosos.

https://m.facebook.com/story.php?story_fbid=10216912629633331&id=1393023451

Comentarios

Acerca del Autor

Equipo de Prensa

Hablamos de Salud, Belleza y Armonía para que disfrutes tu vida y sigas nuestros consejos diariamente.