Ciencia

Cáncer de Colon: inmunoterapia potencia en hasta un 40% los tratamientos tradicionales

El 31 de marzo se celebra el Día Mundial del Cáncer de Colon, enfermedad por la que fallecen más de cuarenta y nueve mil personas al año en Latinoamérica.

La inmunoterapia adoptiva es el tratamiento más accesible para combatir la enfermedad mínima residual (EMR), responsable de la reaparición tumoral y peor pronóstico.

Las cifras mundiales en lo que a cáncer de colon se refiere son alarmantes y en constante alza. Y es que según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS) este tipo de cáncer cobra más de 700 mil vidas al año y es la segunda causa de muerte a nivel mundial. A pesar de ello, expertos señalan que las muertes de miles de personas cada año a causa de esta enfermedad podrían reducirse notablemente con prevención, detección temprana y tratamientos de inmunoterapia. “Más de un 90% de los fallecimientos por cáncer de colon podrían evitarse con una detección temprana y; con el uso de vacunas personalizadas un 60% de ellos aumentaría notablemente su sobrevida y hasta un 30% alcanzaría niveles de remisión. Y es que los tratamientos de inmunoterapia adoptiva son capaces de brindar una mayor calidad de vida a los pacientes y potenciar en hasta un 40% los resultados de los tratamientos tradicionales”, señaló el Dr. Ramón Gutiérrez, médico oncopatólogo, CSO del consorcio norteamericano Oncocit-USA, especializado en investigación y desarrollo de protocolos biotecnológicos para el cáncer, agregando que “ la inmunoterapia adoptiva está indicada en casos quimioresistentes (WT1+) siendo el tratamiento más accesible para combatir la Enfermedad Mínima Residual (EMR), responsable de la reaparición tumoral y peor pronóstico.

En Latinoamérica, según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), el cáncer colorrectal representa el tercer tipo de tumor más frecuente en la región. Asimismo, las cifras demuestran que se diagnostican más de 87 mil nuevos casos cada año y que en mismo periodo mueren más de 49 mil personas.

Vacunas personalizadas podrían reducir tasa de fallecimientos

Las razones por las que se puede producir el cáncer de colon son variadas y existen algunos factores que pueden incrementar las posibilidades tales como la edad, alimentación, genética y estilo de vida. Por ello, expertos recalcan la importancia de realizar exámenes preventivos, capaces de detectar la enfermedad en etapa temprana. Una vez detectado el cáncer, las opciones de tratamiento varían dependiendo de la etapa del tumor; cuánto se ha diseminado; a qué profundidad se encuentra en la pared intestinal u otros tejidos y; en qué ubicación exacta se encuentra.

Francisco Gutiérrez, Director Científico para Latinoamérica de Oncocit explicó que comúnmente los pacientes con cáncer de colon -sometidos a una cirugía de extirpación- reciben tratamiento de quimioterapia, acompañado en algunos casos por radioterapia, y que los resultados serían inmensamente más favorables si es que dichos pacientes agregaran a la brevedad un tratamiento de inmunoterapia adoptiva con protocolos personalizados. Dicho tratamiento se desarrolla a partir de células extraídas del propio tumor, que permiten programar células dendríticas obtenidas de la sangre, y que en Oncocit logran realizar con protocolos de 3ª generación o máxima efectividad, para luego reintroducirse al cuerpo del paciente a través de vacunas completamente personalizadas. “Estos protocolos son capaces de combatir y eliminar células cancerosas, incluso previniendo su reaparición puesto que crean memoria inmunológica durante años”, recalcó el profesional.

Desde el Centro Clínico Recell, encargado de apoyar al consorcio norteamericano en la logística clínica de aplicación a pacientes de Iberoamérica, explicaron que los tratamientos de inmunoterapia con células dendríticas son un abanico; desde la de 1ª generación, con biotecnología aprobada por la FDA en el 2010 y premio Nobel el 2011, cuya efectividad alcanza el 3% de los pacientes; seguido por los de 2ª generación que elevó el rendimiento a 10-15% al generar un ambiente molecular más intenso; llegando a la 3ª generación donde existe un rendimiento de hasta 70-80% de los pacientes. “Los tratamientos que incorporan inmunoterapia con células dendríticas de 3ª generación superan largamente los resultados de aquellos que solo incluyen la radio o quimioterapia. La inmunoterapia no está hecha para reemplazar a la quimio, radioterapia ni la cirugía, sino que para complementar y potenciar los efectos de éstas, agregando nuevos mecanismos terapéuticos”, agregó el Dr. José Martínez, Director clínico.

En este sentido, el profesional destacó que el tratamiento, especialmente el protocolo de 3ª generación, ha demostrado ser seguro, no invasivo para el paciente y exento de efectos adversos o tóxicos relevantes. Y señaló que han atendido casos en que “pacientes con adenocarcinoma de colon y melanoma, entre otros, con expectativas de sobrevida inicial de cuatro meses aproximadamente, han superado los dos años, con adecuada calidad de vida”, a lo que agregó que “este tipo de inmunoterapia es capaz de brindar mayor calidad de vida al enfermo, aumentando incluso en un 325% su sobrevida”.

El CSO de Oncocit, Dr. Gutiérrez, precisó que uno de los mayores logros del consorcio norteamericano, es que han logrado aumentar en hasta 20 veces la efectividad de inmunoterapia adoptiva de células dendríticas; reducir costos en un 80% permitiendo mayor acceso a la población que no puede costear la versión farmacológica; además de permitir el acceso a pacientes de cualquier país en Iberoamérica, con un avanzado modelo de atención domiciliaria.

Comentarios