Dietas

NIÑOS OBESOS EN CHILE TIENEN UN 30 POR CIENTO DE POSIBILIDADES DE TENER UNA MUERTE PREMATURA

Chile es el segundo país de América Latina y tercero en toda América con los mayores índices de obesidad infantil. Las estadísticas destacan que en Chile el 22,3% de los niños de pre kínder son obesos, el 23,6% de Kínder, el 25,3% de primero básico, según un estudio recientemente publicado en la revista del Instituto de Nutrición y Tecnología de los Alimentos (INTA), en el que advierte que en Chile el 70% de los niños va a ser obeso en el corto plazo.

Por otro lado, el gasto a nivel mundial en este tipo de patología en la salud pública supera los dos billones de dólares anuales y aumenta entre un 30 y 70% cada año. Es por ello, que Clínica Integral de Nutrición, Vie Et Santé te entrega una completa guía de cómo ayudar a tu hijo si está con problemas de sobrepeso.

La Obesidad en los niños es una patología multifactorial, que involucra factores genéticos, metabólicos, ambientales y psicosociales. “Es necesario reconocer el papel fundamental de la familia en la formación de los niños, pues es ella la encargada de establecer las pautas de crianza, los hábitos de alimentación y la predisposición a consumir determinado tipo de alimentos” comenta Paula Charpentier, Nutricionista de Vie Et Santé.

“Los niños obesos en la actualidad sufren de enfermedades, diabetes, hipertensión, coronaria, vascular y diversos tipos de cánceres, como también, aumenta la posibilidad de muerte prematura en un 30%. Además, de otros problemas asociados al sobrepeso como el bullying, que trae consigo problemas psicológicos a los niños, por lo que no lo pasan bien” explica Charpentier.

Guía para padres con hijos obesos

Los niños de cuatro a seis años deben tener 4 tiempos de alimentación en el día y más de 60 minutos de ejercicio. Por lo general, es un desayuno, algo a media tarde, almuerzo y cena. No existe necesidad de darles leche entera, ni tampoco darles colaciones si realiza esas cuatro comidas recién mencionadas.

Es importante recalcar que no hay que poner a los niños a régimen, estos niños tienen que llevar una pauta de alimentación que los lleve a un peso adecuado y hacia una alimentación equilibrada. Es necesaria una modificación continua y permanente de los hábitos alimentarios y de actividades física en los niños.

Se debe limitar la ingesta energética procedente de grasas y azúcares; aumentar el consumo de frutas y verduras, así como de legumbres, cereales integrales y frutos secos; realizar actividad física con regularidad (60 minutos al día).

En el caso de tener un hijo muy ansioso la nutricionista nos explica que existen diferentes trucos para hacer que el niño baje la ansiedad. “Uno de ellos es incorporar la actividad física, así lo mantenemos distraído y bajará su ansiedad, en cambio si el niño ve mucha televisión o está frente de una computadora, al estar quieto si le darán ganas de comer y aumentará su ansiedad” dice Charpentier.

También, si el niño a pesar de eso, sigue un poco ansioso podemos dar entre comidas alguna colación saludable (frutas, lácteos o algún sándwich por ejemplo) y mantenerlo bien hidratado.

Ejercicio en niños

Hacer deporte de pequeños les ayudará a seguir practicándolo y mantenerse en forma de mayores. Otro aspecto importante es limitar el uso de pantallas como televisión, computador y celular, lo que limitaría también el tiempo de sedentarismo, sin mencionar todos los daños que estos artefactos producen en su desarrollo.

Ahora con respecto al ejercicio en niños, más que rutinas establecidas y rígidas, debe ser a modo de juego siendo además instancias de relación padres e hijos.

“Los niños de 4 a 6 años se encuentran refinando sus habilidades motoras, permitiéndoles realizar y aprender ejercicios más complejos. Estos ejercicios para niños son ideales para fortalecer estas destrezas. Podemos comenzar con 20 minutos de bicicleta, o trotando la misma cantidad de tiempo. Seguidamente incluirlo en nuestras actividades físicas como sentadillas, atrapar la pelota y carreras de obstáculos” comenta Javier Díaz, Kinesiólogo de Clínica Vie Et Santé

Si no tienes tiempo para hacer una rutina de ejercicio también puedes inscribir a tus niños en algún club deportivo de la actividad que más les interese. Algunos ejercicios pueden ser natación, bicicleta, baile, fútbol, entre otros con tiempos aproximados de 60 minutos

Comentarios

Acerca del Autor

Equipo de Prensa

Equipo de Prensa

Hablamos de Salud, Belleza y Armonía para que disfrutes tu vida y sigas nuestros consejos diariamente.